Patriarcado

    Octavio habitualmente entraba por el almacén y veía a su padre, al otro lado del mesón. Ese día su padre estaba muy ofuscado, vociferaba a la sirvienta de la casa que lo miraba muy asustada. Su padre la acusaba de robar del almacén, ella lo negaba, y protestaba con timidez. Su padre, muy … Sigue leyendo Patriarcado

Bandurrias

  Su amiga Isabel le había encontrado novio , Gladys estuvo encantada y propuso organizar una pequeña reunión de amigos para conocerlo. Por la mañana del día de la reunión Gladys compró flores para hermosear la sala en la que recibiría a sus amigos . Por la tarde preparó la merienda, después se entregó a … Sigue leyendo Bandurrias

Alienada

    Son las dos de la mañana en una habitación. Cristina no se atreve a prender la luz, se decide a mirar con el rabillo del ojo a su izquierda, ve un bulto pero no está segura, pueden ser solo las frazadas apiladas. Esta noche teme descubrir su soledad y opta por quedarse quieta … Sigue leyendo Alienada

El exhibicionista

      Mis ojos captaron la figura en la entrada del edificio de enfrente, era la figura de un hombre que había descubierto mi ojeada al callejón desde mi ventana , dos pisos más arriba. Sosteniendo mi mirada se tocó la entrepierna y luego bajándose los pantalones me mostró un manojo de su carne.

Caracoles

Me cuesta morir y abandonar a los caracoles en sus caparazones. Me cuesta ignorar sus cabezas vacilantes al mirarme. Yo construí la caparazón para que albergaran sus cuerpos. Hoy me es tan difícil aceptar el rastro de la baba que dejan sobre el plato de comida que me sirven a diario. Quiero que  me ayuden a … Sigue leyendo Caracoles

Por mis pulgares

  Vivimos en cuevas de la montaña. Es una montaña de roca ubicada al centro de la selva y nos ha cobijado desde que tenemos memoria. Estamos cercados por una vegetación exuberante que se enmaraña entre  arboles gigantes. Somos seres pequeños, un metro veinte de estatura, nuestros pies poseen una suela dura para protegernos de … Sigue leyendo Por mis pulgares

Bajo el parrón

  A las once y treinta la policía golpeó a la puerta de su casa. Dagoberto pensó que era Ada, su mujer, que volvía con las compras del mercado.  Los dos policías  le solicitaron pasar, uno extrajo del bolsillo de su casaca una libreta de apuntes y con voz compugida le habló, “Don Dagoberto Carrasco, traigo malas … Sigue leyendo Bajo el parrón

Amargo

    Lo supe en el trabajo y de pronto me volvió su imagen del viernes recién pasado: nos habíamos cruzado frente al ascensor, él y su mujer se iban, yo con la mía entrábamos al club. El domingo en la mañana bajó al garaje, conectó la manguera al tubo de escape del gas, la … Sigue leyendo Amargo

Alienada

    Son las dos de la mañana en una habitación. Cristina no se atreve a prender la luz, se decide a mirar con el rabillo del ojo a su izquierda, ve un bulto pero no está segura, pueden ser solo las frazadas apiladas. Esta noche teme descubrir su soledad y opta por quedarse quieta … Sigue leyendo Alienada

Satchmo

    Satchmo       Recuerdo que estaba nublado, un día de junio. Había llovido y las calles de la feria habían cambiado de color café tierra al castaño pues habían esparcido aserrín para evitar que se formara barro. En el estand de Ferrocarriles mi padre se paseaba inquieto, esperaba que la pequeña radio … Sigue leyendo Satchmo

Mapuche, gente de la tierra.

    Aucana, levantándose las faldas, se adentró en el río para sentir el frescor de las aguas aliviar sus adoloridas piernas. A cierta distancia, sus llamas y guanacos pastaban. Su mundo estaba en paz, su vida estaba libre de espíritus malévolos y el sol relucía sobre las musgosas piedras del río. Pero esa tarde, … Sigue leyendo Mapuche, gente de la tierra.

Amigas

  Esa vez ella estaba atribulada por un sinfín de problemas, la escuché con atención y traté de encontrar palabras de consuelo. Salimos a pasear por el parque, cerca de mi casa. En un momento ella se adelantó y cuando  la alcancé le vi la cara angustiada. Me confesó que se sentía cansada de sí misma. Encendió un … Sigue leyendo Amigas

La noche antes del poder

La noche está estrellada, huele a vida renovada, a primavera. Mañana será un día espectacular, todo está sincronizado y las alianzas confirmadas. Cuando me levante caminaré hacia la gloria del poder. Los caudillos aparecemos en democracia, pero al suprimirla cumplimos el sueño de pasar a la historia del mundo. Seré un dictador, yo, un tipo … Sigue leyendo La noche antes del poder

Violento

Violento Un amanecer, Humberto se despertó oyendo el llanto de un crío. Se levantó apurado y corrió al balcón, miró hacia la calle; no había señal de ninguna criatura. Humberto vivía una vida ordenada y disciplinada, ejercía la profesión de contador. Desde su infancia aceptó sin cuestionar las enseñanzas de sus padres, fue un hijo … Sigue leyendo Violento

La niña

La Niña     La historia comienza en una mañana de primavera. Había en casa un balcón que se abría hacia la quebrada entre dos cerros, en ese balcón me veo en bragas y sin camiseta. Me encantaba disfrutar de esos momentos de libertad, sentir la frescura del aire en mi piel, exponerme a los … Sigue leyendo La niña

La espera

Lunes.   Hoy me llamó mi hija: regresa. Me lo ha prometido otras veces, ojalá esta vez sea cierto. También me pidió que desaloje su casa, pero los arrendatarios viven allí por años, será una verdadera molestia para ellos mudarse. Le pediré a Margarita que vaya a darles la mala nueva, yo ya estoy vieja … Sigue leyendo La espera

El gato Tú

            El gato Tú estaba perdiendo la pelea. Con sus mostachos apuntaba para todos lados, quería huir pero estaba en una situación sin salida. Tenía que mantener su posición de felino y  saltar por el tragaluz de la pieza,  fuera de la pelea. De un salto certero quebró el vidrio … Sigue leyendo El gato Tú

Desaparecido

          La noche aún no aclaraba cuando el gendarme lo arrojó en la celda oscura. Los pasos se alejaron y Francisco comprendió que le daban una tregua. Tenía sed, la lengua seca, iba a enloquecer, necesitaba beber agua. Con esfuerzo levantó su cabeza del suelo, en un rincón de la celda … Sigue leyendo Desaparecido

Bostezo.

  Podríamos conversar, sin embargo nos faltan las palabras. Tenemos muchos pensamientos para compartir y nos quedamos clavados en la luz del día. Sobre el vidrio de la ventana una mosca se lava la cara. El sol me pone somnolienta y poco a poco mi deseo de conversar se aquieta, me levanto y como todos … Sigue leyendo Bostezo.

El engaño

Humberto, pensando que la fiesta se había prolongado demasiado, subió al segundo piso de su casa para acostarse. Amanda salía del dormitorio, y al pasar le dijo: “No me digas nada. Has estado toda la velada con esa mujer...”, y se alejó rápidamente. Humberto, ebrio y aún con una copa en la mano, la siguió … Sigue leyendo El engaño