Una buena razón

Cambios climáticos, pestilencias y muerte,

la radiación secó los fluidos de mi cuerpo 

encogiéndome a una partícula.

 El diamante de la creación a punto de extinción.

La violencia es el arma para sobrevivir, 

ojos crueles y egoístas espían por presa,

a estómago saciado. 

Tormentas me arrastran por suelo,  

el animal quebrado muere rezagado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .