El dinero

 

 

 

De la mano del dinero

la mirada al mundo

es una trasmisión malévola

de mentes mal intencionadas.

 

El crédito cumple mis sueños y

me refresco los pies en una playa,

a cambio de transpirar para el resto del año.

 

Al regresar a mi casa,

comprada al coste de un palacio,

miro por sobre mi hombro y

veo la subasta de mi alma.

 

A mi puerta, el infierno de otros,

El agua se seca, el desierto avanza,

y la plaga hace estrago.

.

Mi planeta se aleja del sol,

un velo cubre las estrellas,

y el dinero no me suelta.

 

Tengo la nariz contra el suelo y

de mi boca la baba marcando huella,

y el dinero no me suelta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .