Vulnerada

Mujer pobre…

como bosque tras la tala

como montaña agreste.

 

De corazón libre y fuerte

como oleaje del mar y ojos

de resentimiento oscuro.

 

 

La cara surcada por dolor,

y la facha cuestionada

la subyugan a una mala cosecha

 

Luchadora incansable,

buscadora de su propia ilusión:

el espejismo de vivir mejor, algún día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .