En el día de la mujer

Una niña de amor, un guijarro fértil y delicado, fácil de desmoronar al ser pisado. Cuando ella nació tuvo entre sus brazos la hermosura, el placer y el guijarro.  Su hija, arropada en un paño de franela rosada. Desde ese momento se sintió un hombre diferente, ahora su lado femenino existía en el mundo. Tenía a alguien que iba a necesitar ser más inteligente y perspicaz que él, un algo suyo que debería sobrevivir y crearse, en un mundo ajeno.

3 comentarios en “En el día de la mujer

  1. Me ha gustado mucho. No estoy seguro de si es eso lo que tú has querido trasmitir, pero yo lo que veo es que, a pesar de los sentimientos del padre, la niña nace en un mundo en el que todavía se arropa a una niña en franela rosada, en un mundo ajeno, un mundo de hombres.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .