Barriada

 

Bajo el farol de la  calle

la noche se vuelve clara alrededor

y, en las sombras, atisba

de cerca el ladrón,

con el puñal  apretado

en el bolsillo de su pantalón.

Se escucha la patrulla

y a la barriada se le sobresalta el corazón.

Corre en un instante hacia la luz…

Es rápido y es certero para

romperte el armazón y dejarte

mal herido en la calle del farol.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: