Inicio » POEMAS » La extranjera

La extranjera

 

 

 

 

 

 

Una maleta, un par de calzones

cincuenta dólares y ganas jóvenes  de trabajar.

Callada  y alistando el oído

para aprender  el idioma.

En el herbaje  de la naturaleza

mi alma  respiraba y fui

naciendo  en esta tierra.

Amé el extenso suelo llano

cubierto de acacias,

y de ríos turbios.

El aire húmedo,

impregnado a lagarto,

a emú y a eucalipto.

Caminé  extensas playas

y  el desierto rojo.

Ahí tuve por compañeros  a la gente,  –

que bajó  los árboles

y  los animales, desde cielo.

 

2 pensamientos en “La extranjera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.