La casualidad del amor

 

 

 

De casualidad- como a un pez el anzuelo-

tu amor me encontró boca abierta

y me arrastró fuera de mí.

Me envolvía   tu mirada,

me embarcaban  tus palabras.

En mi frente dibujé tu beso

para que me reconocieran tuya…

 

A lo lejos, un bufón lloraba una balada,

y yo juré nunca más amar, pues

sé, ¡el amor es sólo casualidad!