Suposiciones de Rubén

fullsizeoutput_a42

A las nueve de la noche apareció el vecino, venía a conversar un poco y tirar unas cartas. Rubén fue de inmediato por ellas y se sentaron a la mesa para jugar a la brisca.

En un momento del juego el vecino le comentó que su mujer lo tenía enfermo de los nervios… Rubén supuso que un día el vecino la mataría.

“Paciencia”, dijo en voz alta refiriéndose a su mala suerte, no había ganado ninguna partida.

“Difícil tenerla”, respondió el vecino refiriéndose a  la actitud de su esposa, y tiró el As de triunfo a la mesa.

El vecino se fue y Rubén se tomó un somnífero porque supuso que le tomaría tiempo dormirse, se durmió en cuanto puso la cabeza en la almohada. Cuando se despertó aún estaba oscuro, supuso que había dormido sólo un par de horas, leería. Al poco rato de lectura se quedó nuevamente dormido. Se despertó con la cabeza abotagada, supuso que había dormido demasiado. Poniéndose la bata y sus pantuflas se acercó a la ventana y descorrió la cortina, aún estaba oscuro. Resolvió buscar el único reloj que tenía y lo encontró en el lugar menos pensado, sobre el botiquín del baño. Agarró el reloj, vio, ¡las diez de la mañana!

Caminó de regreso a su dormitorio y encendió el televisor, a las 10 AM veía el noticiero matinal, en la pantalla había una lluvia de píxeles. Entonces se dirigió a la puerta de calle, suponiendo que el sol, como cada día, alumbraría…

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s