Plaza Echaurren

img_1283

original de María Belén de nueve años

 

 

 

 

 

 

En la esquina el organillero toca

la canción que el niño canta,

el loro saca la suerte

mientras el mono baila.

A una azotea la paloma vuela

con migajas de pan en el pico.

En la carretilla los tomates apilados,

los duraznos y los pescados.

La tarde bosteza en un bar,

unos marinos tiran los dados,

una mosca se ahoga en un vaso y

un perro atraviesa la calle, cojeando.

Nada cambia en la Plaza Echaurren.

Ni el organillero, ni los pordioseros,

ni las prostitutas, ni los marineros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s