Venganza

  A nuestro alrededor el silencio de la noche, interrumpido por nuestras risas. Estaba con mi primo Manuel bebiéndonos unas cervezas en el patio de su casa, la noche estaba estrellada y había luna llena en el cielo. De pronto nos acordamos de Pablo Gómez, de su  trágica muerte. La noche del accidente también  habíamos … Sigue leyendo Venganza

La instrucción

    Tener ocho años y  ser católica involucraba entrar al mundo  de culpas y deberes.    Sería instruida  para ser fuerte a las tentaciones  de su propia carne y al mal que rondaba por todas partes. Porque el mal como una laucha también  se metía en una casa limpia,  aún  con un gato grande  y cazador, … Sigue leyendo La instrucción

En la misma medida

    Tú debes  saberlo, mis días son caminos, sinuosos o ásperos, que quieren morir en tus brazos   Tú debes  saberlo, eres mi consuelo en este mundo infiel. Las horas me las paso esperando escuchar tus pasos, tus pasos y tu voz.   Tú debes  saberlo, la pasión lleva tu nombre y, en prenda, mi … Sigue leyendo En la misma medida

No voy a tu funeral

No me avisen que has muerto. No  me inviten a tu funeral. Sea como la gente que se van de mi vida y me dejan la esperanza que volverán. Enterrado y llorado es el final. Si voy a tu funeral recordaré tu carne muerta, y  tendré una soledad sin esperanza. No me avisen de tu … Sigue leyendo No voy a tu funeral

El diablo en el desierto

Cuando Carlitos vino a mi parroquia era un mocetón muy sensible,  con una sensibilidad difícil de encontrar entre los muchachos de su edad. Se sumó al grupo de los “zapatitos”. Yo  los llamaba así, y les explicaba que era porque ellos sentían en sus pies la comezón de dirigirse a la iglesia Los “zapatitos” eran, en … Sigue leyendo El diablo en el desierto